Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Gobierno’

Límite de la deuda en Estados Unidos

En los últimos días ha habido un sinfín de artículos relacionados al límite de la deuda en Estados Unidos. Dado que esta noche pasé casi dos horas debatiendo con un amigo sobre este tema, creo que vale la pena poner en escrito un resumen sobre el mismo….

¿Qué está sucediendo en EUA?

Obama quiere que el congreso autorice a los Estados Unidos aumentar su deuda. De no hacerlo para antes de la primera semana de agosto, EUA se encontraría sin dinero suficiente para cumplir sus obligaciones. En pocas palabras, EUA no tendría dinero para pagarles a los empleados del gobierno, a los acreedores de bonos del tesoro y a las personas que viven de seguridad social (por nombrar tan sólo algunos ejemplos).

Es importante mencionar que subir el límite de la deuda no significa que Estados Unidos va a poder aumentar su gasto. Obama quiere subir la deuda para pagar gastos que se aprobaron en el pasado.

¿Qué pasa si el congreso no aprueba el aumento de la deuda?

Este escenario es extremadamente poco probable. Habría caos en las bolsas de valores, las tasas de interés subirían y la economía se colapsaría. Estados Unidos le debe dinero a la mayoría de los países del mundo. Para dar algunos ejemplos, EUA le debe 1 trillón de dólares a China, 912 billones de dólares a Japón, 211 a Brasil e incluso 28 billones a México. Si EUA se declara en banca rota, este país no podría pagar ninguna de estas deudas. Las consecuencias de no aprobar el aumento de la deuda son tan malas que la verdad nadie espera que esto ocurra.

Si las consecuencias de no aprobar el aumento de la deuda son tan malas, ¿Por qué el congreso no aprueba este aumento? 

Los Republicanos y los Demócratas están jugando al juego de “gallina”. Es decir, dado que ambos partidos saben que si no se aumenta la deuda el país colapsaría y dado que se requiere del apoyo de ambos partidos para aumentar la deuda, cada partido está persiguiendo su propia agenda bajo el supuesto de que el otro partido va a terminar cediendo dada la importancia de este tema.

¿Qué quieren los republicanos?

Los republicanos quieren que el congreso apruebe un presupuesto en el que se gaste menos dinero para que esta situación no se repita. Ellos se oponen a subir los impuestos.

¿Qué quieren los demócratas?

Los demócratas quieren una reducción del presupuesto y un aumento de impuestos para asegurarse que la reducción del presupuesto no sea tan dolorosa. Específicamente, los demócratas quieren aumentar los impuestos a aquellos hogares que ganan más de 250 mil dólares al año.

¿Quién tiene la razón?

Como en muchas cosas en esta vida, es difícil saber si hay una respuesta correcta. Lo que no se puede negar es que buena parte del déficit fue creado por reducciones a los impuestos. Por tal motivo, la lógica me dice que la solución debe involucrar impuestos de alguna manera. La pregunta que hay que hacernos es…

¿Cómo incrementamos los impuestos de una manera justa?

Esa es la pregunta del trillón de dólares y la pregunta que me hizo debatir por casi dos horas.

Anuncios

Análisis de los mensajes de Wikileaks que hablan sobre México

Aunque Wikileaks todavía no publica el texto íntegro de los más de 250 mil cables diplomáticos, ya podemos tener acceso a los metadatos que contienen el origen, la fecha y los temas cubiertos por cada cable.

Leer Más

Adolfo Aguilar Zinser

Acabo de ver “Fair Game”, una película cuya trama me hizo recordar a Adolfo Aguilar Zinser y me inspiró a escribir este post. Aunque admito que no sé mucho de política, debo decir que este político mexicano es (era) uno de los pocos que admiro y respeto.

Adolfo Aguilar Zinser es recordado por la mayoría de los mexicanos como el autor de la frase “México es el patio trasero de Estados Unidos”. A pesar de ser recordado por esta frase, el verdadero logro de este político fue lograr que la ONU no aprobara la guerra de Estados Unidos contra Irak.

En palabras del Economist:

“As one of the ten non-permanent members of the Security Council, Mexico had some weight; with Mr Aguilar Zinser, it gained more. Five other countries joined him to resist American arm-twisting, and the United States was eventually obliged to abandon hope of a second resolution”.

“He became the very model of an intellectual typified by Mexico’s great poet, Octavio Paz: not merely observing and commenting from some ivory tower, but fighting in the thick of things”.

Educado en Harvard, académico, político y columnista. Aguilar Zinser era un personaje que a pesar de tener muchos roles y ser imperfecto como todos los seres humanos, al menos era coherente y decía aquello que pensaba. En un mundo dónde las personas viven bajo incentivos en lugar de principios, creo que es importante tener más políticos como este individuo. Personas que tomen la decisión correcta y que cuestionen el poder aunque esto traiga consigo un costo para la persona que se atreve a sacudir el estatus quo.

Aguilar Zinser es criticado por llevar una política personal ante las Naciones Unidas. No obstante, si la mayoría de los mexicanos y países se oponían a la misma… ¿Por qué era tan difícil que un individuo levantara la voz e hiciera lo que es correcto?

Creo que el mejor homenaje que se le puede hacer a Aguilar Zinser es la última línea que The Economist escribió en su obituario…

“One thing, however, gave him comfort. Mr Fox might play the subservient, suppliant ally. But as long as Mr Aguilar Zinser had been at the UN, no member of the Security Council had thought of Mexico as anyone’s back yard”.

5 Datos sobre la situación económica

El día de hoy hubo una presentación muy buena en la escuela. El rector de Tuck (Matt Slaughter), quién fue asesor económico de George Bush, habló durante 1 hora sobre el estado de la economía de Estados Unidos.

La presentación de Matt Slaughter se resume en cinco datos y cifras. A continuación les comparto estos datos

Número 1: Enero 1, 2020 Esta es la fecha en la cual el nivel de empleo va a regresar a los niveles que se encontraba antes de la crisis económica. En otras palabras, la recuperación va a tomar tiempo.

Número 2: 70.8% Esta cifra es el porcentaje que representa el consumo en el Producto Interno Bruto. Es decir, el crecimiento de Estados Unidos depende en gran medida del consumismo de sus ciudadanos y esto no es sostenible. Para poner esta cifra en perspectiva, países como China tienen una tasa de consumo alrededor del 30%.

Número 3: Cero por ciento: es prácticamente la tasa de interés actual. Esto significa que los bancos centrales tienen que ir pensando en cómo revertir (y cuándo) sus políticas de expansión que certeramente han estado utilizando durante la crisis.

Número 4: 2.4 trillones de dólares (creo, no recuerdo la cifra exacta). Se refiere al déficit que se está acumulando y se va acumular en este año. Aunque esto es prácticamente el mayor déficit desde la guerra mundial, esto es insignificante comparado con las presiones que se tendrán en el 2020 debido a medicare y otros gastos relacionados.

Número 5: 17% es el porcentaje de norteamericanos que creen que la globalización es buena. Esto es preocupante ya que la opinión sin fundamento del 83% restante puede traer consigo políticas proteccionistas que reduzcan el crecimiento futuro.

En pocas palabras, la situación está mal y el gobierno no puede hacer mucho al respecto ya que no puede bajar tasas de interés, no puede gastar más dinero y los ciudadanos le piden que promueva políticas que van a empeorar la situación.

A pesar de lo pesimista que se escuche la presentación, Matt Slaughter intentó terminar con una cifra optimista.

538

El número de alumnos que han escuchado este discurso y que tienen la responsabilidad de hacer un cambio en el futuro.

Por cierto, el día de hoy encontré a través del Blog de Mankiw, una página interactiva del NYT en la cual los ciudadanos pueden tomar el papel del Congreso y buscar soluciones al déficit de Estados Unidos. Esta página se encuentra aquí.

Entrada publicada en surrealistaracional.com

Economía Básica

¿Están de acuerdo o en desacuerdo con las siguientes afirmaciones?

  1. En general, la calidad de vida en la actualidad es mejor que la de hace 30 años
  2. El libre comercio conduce al desempleo
  3. Las leyes de salario mínimo aumentan el desempleo
  4. El control de alquileres conduce a la escasez de viviendas
  5. Una empresa con la mayor participación de mercado es un monopolio
  6. La concesión de licencias obligatorias en servicios profesionales aumenta los precios de estos servicios.
  7. Los trabajadores en países en desarrollo que trabajan para empresas de Estados Unidos son explotados.
  8. Las restricciones en desarrollo de vivienda hacen que los precios de las casas sean más elevados

Cualquier persona que haya llevado un curso de economía en la preparatoria o en la universidad debería conocer las respuestas. No obstante, según un artículo publicado en el WSJ el día de ayer (ver artículo) los demócratas y liberales en Estados Unidos responden incorrectamente (en promedio) 5 de estas 8 preguntas.

Dado que algunas de estas afirmaciones pueden ser debatidas, la metodología del estudio no cuenta las respuestas correctas sino las respuestas incorrectas. Aquellas respuestas que según la teoría y la evidencia han demostrado ser incorrectas.

Es preocupante el ver que a pesar de los altos niveles educativos que hay en este país, muchos electores carecen de conocimientos básicos de economía. Me pregunto cómo le iría a los mexicanos si responden el mismo cuestionario.

Para rematar en sus ataques contra los liberales, el día de hoy el WSJ publicó otro artículo (aquí) en el cual se menciona que los liberales están aprendiendo por las malas algunos de los argumentos de los conservadores. Siendo específicos, se menciona el ejemplo de British Petroleum y los problemas de la regulación en el gobierno.

Cada que leo noticias como esta me acuerdo de aquella frase que afirma que cada pueblo tiene el gobierno que se merece.

Por cierto las respuestas correctas (según los libros de texto) son…

Leer Más

Ironías del Sistema de Salud en Estados Unidos

Tras hacer varias llamadas telefónicas he llegado a la conclusión de que es más fácil, barato y conveniente el ponerme una vacuna contra el tétanos en México que el hacerlo en Estados Unidos.

Es impresionante y decepcionante el ver la relación que existe entre los doctores, las aseguradoras y los hospitales en Estados Unidos. Si quisiera ponerme una vacuna en este país primero debo hacer una cita con mi doctor y después ir a una clínica. Vale mencionar que si quiero que mi seguro médico cubra el gasto de la vacuna, debo demostrar que me estoy poniendo la vacuna por mi propia voluntad y no por que un tercero me la solicita. Todo esto implica llenar papelería tras haber recibido la vacuna.

¿Qué sucede si no puedo localizar a mi doctor de cabecera?

Tengo que conseguir a otro médico a través de mi aseguradora y por ende llenar de nuevo las formas con mi historial médico.

Por cierto, ir directamente a una clínica no es una alternativa ya que para hacer una cita en una “clínica de viajes” (travel clinic) debo llevar mi itinerario de viaje, documentos de la aseguradora y mi historial médico.

Le llamé por teléfono a mi hermana y le pregunté que tan difícil sería ser vacunado este verano en México.

Al parecer solamente es cuestión de ir al hospital y no debo pagar ni un centavo.

Pensar que mi empresa paga tanto dinero por mi seguro médico.

Pensar que Estados Unidos gasta más dinero en salud que cualquier otro país desarrollado.

Burocracia – La intención NO es lo que cuenta

Subsidios, regulaciones, tarifas y reglamentos.

Su función es ayudarnos y son creados por gobiernos con buenas intenciones que desean maximizar el beneficio de sus pueblos. En lugar de vivir en un mundo dónde todas las personas pagan los mismos impuestos o un lugar dónde todos los productos de importación pagan la misma tarifa arancelaria, vivimos en un mundo lleno de trámites y excepciones.

Leer Más

Inmigración en Arizona

Es impresionante ver la miopía que tienen algunas personas y el número de individuos que están de acuerdo con la nueva ley de inmigración en Arizona. Entiendo que terceros puedan pensar que estoy sesgado por ser mexicano. Por tal motivo no escribiré sobre las cuestiones morales, la discriminación y todos los temas que son discutidos en los periódicos. Escribiré sobre el dinero ya que a final de cuentas eso es lo que le importa a las personas adultas.

Arizona no es la cuna del sector financiero. Tucson no es sinónimo de biotecnología o aeronáutica. Cuando alguien dice Phoenix no me imagino un centro de innovación como cuando dicen Silicon Valley. Por más orgullosos y autosuficientes que se sientan los habitantes de Arizona, nadie puede negar que el crecimiento económico de este estado se debe en gran medida a los mexicanos.

Mexicanos que realizan sus compras en el extranjero. Mexicanos que por la inseguridad que se vive en México cruzan la frontera y compran casas. Inmigrantes que brindan mano de obra barata y que le dan una ventaja competitiva a este estado.

Arizona no cuenta con índices de educación elevados. No tiene recursos naturales abundantes y sus atractivos turísticos son el gran cañón y las carreras de autos. La población hispana representa una tercera parte del total y no creo que sea sorpresa que el mayor socio comercial del estado sea México.

Entiendo que no es fácil para los habitantes de Arizona el ver que la tasa de desempleo esté en 9.4% y ver que los mexicanos están dispuestos a trabajar por sueldos menores al salario mínimo. No obstante, querer sacar a los mexicanos no va a solucionar los problemas económicos. Los mexicanos le brindan más valor a este estado que lo que le están quitando. Si yo fuera un habitante de Arizona me preguntaría si no estaré cavando mi propia tumba.

Entendiendo la Reforma Financiera

Es sorprendente el ver la forma en la cual los periódicos pueden lavarnos el cerebro. Tras leer una infinidad de noticias sobre los excesos de los banqueros y escuchar que ellos son los “malos”, es fácil el apoyar a Obama y querer reformar el sector financiero sin pensar en las implicaciones de esta reforma.

Según lo que leo en las noticias, los demócratas quieren impulsar una ley que regule la venta de derivados ya que este tipo de contratos fueron los causantes de la crisis. Aunque no sé los detalles de esta ley, si queremos entender la reforma que se está impulsando, debemos entender primero que es un derivado.

En términos simples, un derivado es un contrato que las empresas e individuos realizan para minimizar su riesgo. Imaginemos a un agricultor que no sabe si debe sembrar frijol o maíz ya que sus ganancias van a ser determinadas por el precio de estos productos a la hora de la cosecha. En este mundo imaginario, el agricultor sabe que el precio del frijol es por lo general bajo y que no fluctúa mucho. Es decir, el agricultor sabe que si siembra frijol no va a tener riesgos pero va a ganar poco dinero.

Por otro lado, el agricultor podría sembrar maíz, el cual es un cultivo cuyo precio (en este mundo imaginario) cambia radicalmente de un año a otro. El precio a la hora de la cosecha podría ser muy alto y brindar grandes ganancias o podría ser muy bajo y dejarlo en banca rota.

¿Qué haría el agricultor en este caso?

Sembrar frijol ya que si siembra maíz, existe el riesgo de quedar en banca rota. En un mundo simplista en el que no existen derivados, el agricultor no puede tomar riesgos.

Imaginemos ahora que un tercero se compromete a comprarle el maíz en un futuro al agricultor a un precio fijo determinado en el presente.  Este tercero podría ser el dueño de una tortillería que no quiere tener la incertidumbre de no saber el precio que va a tener que pagar por el maíz que necesita, o un banquero que tiene razones para creer que el precio del maíz va a ser muy alto.

En este mundo imaginario, tanto el banquero como el dueño de la tortillería están dispuestos a ofrecerle un precio fijo al agricultor. Este precio sería mayor que el precio del frijol pero menor que el precio máximo al que podría llegar el maíz. Bajo este nuevo precio, el agricultor estaría dispuesto a sembrar maíz ya que obtendría mayores ganancias sin afrontar riesgos. El riesgo sería asumido por el banquero o el dueño de la tortillería ya que estos individuos están dispuestos a cargar con el mismo.

Esto es en términos demasiado simplistas un contrato de derivados. Los derivados son un producto que brinda un valor a la sociedad ya que distribuye los riesgos. Los derivados son usados por aerolíneas al comprar combustible y por gobiernos que quieren vender petróleo y planear finanzas públicas. Los derivados satisfacen necesidades tangibles y permiten que la economía siga avanzando.

Regular el mercado de derivados es jugar con fuego. Si no se implementa la reforma correcta (como frecuentemente ocurre en el gobierno) se corre el riesgo de terminar perjudicando solamente al agricultor y dejar intacta a la persona que debe ser regulada.

Por ejemplo, si se prohíbe que algunas instituciones usen derivados o si se complica el proceso en el que se emiten estos productos, la única consecuencia será el restringir su oferta y aumentar el costo de obtenerlos.

Espero que los políticos que están empujando la reforma financiera entiendan a fondo lo que están empujando.

Vicente Fox en Harvard

Este domingo fui a la serie de conferencias de Latino América organizadas por la escuela de negocios de Harvard.

De todas las presentaciones la que me llamó más la atención no fue precisamente la mejor presentación sino una de las peores. Desgraciadamente esta presentación fue dada por Vicente Fox, el pasado presidente de México.

Ver la presentación de Fox me hace pensar que quizás en el año 2000 no estábamos votando por Fox sino por sacar al PRI de los pinos. En términos de ideas, capacidad y conocimiento, quedé ampliamente decepcionado de la plática de Fox.

La presentación me ayudó a entender la forma en la cual el gobierno de Fox haya logrado ser el único que estaba peleado al mismo tiempo con Estados Unidos y Cuba (parece imposible pero no lo es). Cuando se habla sin pensar, no cabe duda que es fácil hacerse de enemigos.

Un Nicaragüense que estaba sentado al lado mío me preguntó que cómo era posible que nuestro presidente dijera tantas “barrabasadas”. A la hora de la comida otros mexicanos me contaban sobre la manera en la cual se apenaron tras escuchar a Fox durante su plática.

Comparado con todos los presidentes latinoamericanos que he tenido la fortuna de escuchar en otras conferencias y simposios, debo decir que Fox ha sido el peor de todos ellos.

Calderón, Ricardo Lagos, Alejandro Toledo. Independientemente si se está de acuerdo con ellos, al menos ellos tienen argumentos y un punto de vista que pueden comunicar de manera inteligente.

En una nota totalmente diferente, si van a un simposio o conferencia y tienen la oportunidad de hacer una pregunta. Por favor hagan una pregunta y no un comentario. Las personas acudieron a la conferencia para escuchar al conferencista y no a una persona que va a dar una mini-conferencia en lugar de hacer una pregunta.

Add to: Facebook | Digg | Del.icio.us | Stumbleupon | Reddit | Blinklist | Twitter | Technorati | Yahoo Buzz | Newsvine