Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Emociones’

Reseñas

Por alguna razón que todavía no comprendo, me ha sido difícil escribir en este espacio en las últimas semanas. Por tal motivo intentaré romper la mala racha con esta entrada que contiene varias mini-reseñas de libros que he leído recientemente.

Immortality (Kundera): en pocas palabras… diferente. Este libro contiene a Rielke, Goethe y a Napoleón Bonaparte como personajes en una novela sin trama. En palabras de Kundera, quién también es un personaje de este libro, hay que disfrutar las páginas de la misma manera que se disfruta una cena.

Lean In (Sandberg): doscientas páginas con consejos para mujeres de primer mundo que viven en sociedades progresistas.  Leer este libro me hizo entender la razón por la cual Sandberg es odiada y al mismo tiempo me ha hecho admirarla.

AntiFragile (Thaler): este libro contiene una idea muy interesante que me dejó pensando por al menos un par de semanas. No obstante, una vez que se lee la premisa de este libro, el resto se vuelve repetitivo.

A movable feast (Hemingway): Diario de un escritor que intenta escribir una oración verdadera. Testamento de los sacrificios y el esfuerzo necesario para trascender en la vida.

The Paris Wife (McLain): crónica de un divorcio anunciado. Tanto la autora como la protagonista intentan aferrarse del éxito de Hemingway en esta novela.

On Writing (King): Excellente autobiografía y manual para futuros escritores.  Nunca pensé que un libro de Stephen King me haría reír y reflexionar al mismo tiempo.

Mr. Penumbra 24 hour bookstore (Sloan): Hadoop, Mechanical Turk y Tipografia. Mi opinión puede estar sesgada ya que soy el mercado meta de esta novela.

Ignorance (Kundera): Otro buen libro de Kundera. No obstante, recomiendo leer la insoportable levedad del ser e Inmortalidad antes de leer este libro.

There once lived a girl who seduced her sister’s husband and he hanged himself (Petrushevskaya): Historias no de amor sino de la vida. ¿Sátira? Quizás. Sin embargo eso no significa que estas historias no ocurran día tras día.

All you Zombies (Heinlein): una de las mejores historias cortas que he leído recientemente. Altamente recomendable para aquellos que aman la ciencia ficción.

A clockwork orange (Burgess): buen libro. No obstante, confieso que me gustó más la película que la novela.  Lo único interesante del libro es que tiene un final diferente al de la película.

Anuncios

Si una noche de invierno un viajero – Libro (Italo Calvino)

Estas leyendo una entrada de mi blog que intenta emular (de manera patética) a la novela de Italo Calvino. Una entrada dónde tú, lector, eres el protagonista y yo, autor, tengo control parcial sobre tu vida. Control es obviamente una libertad literaria ya que nuestros destinos quedaron entrelazaron desde el momento que llegaste a este espacio.

Podrás cerrar esta ventana y explorar un rincón distinto del ciberespacio. Si algo has aprendido en esta vida, es que lo que menos falta son opciones para procrastinar y perder el tiempo. Si te marchas no me sentiré ofendido ya que te convertirás en otra estadística. Según Quantcast el 96% mis visitantes se marchan de la misma manera que llegaron.

¿Sigues aquí?

Supongo que te interesa saber más sobre la novela de Italo Calvino… Si una noche de invierno un viajero (If on a Winter’s night a traveler) es una novela escrita en segunda persona que en realidad son diez historias y ninguna. Diez novelas con distintos universos, personajes y comienzos. Diez historias sin un final pero esto no importa. Tú lector sabes  que un final no es más que un comienzo.

Quizás seas un cínico que tilde a esta novela como a una colección de trucos usados por escritores contemporáneos. Quizás te he sobreestimado y no pases de la página cuarenta. Lo que si puedo decirte es que aún sin conocerte, te recomiendo esta novela.

Los planes de ratones y hombres

A pesar de haber escuchado esta expresión  en multiples ocasiones (the best laid schemes of mice and men often go awry), no fue sino hasta el día de hoy que decidí investigar su origen.

Tras investigar un poco descubrí que dicha frase proviene de un Poema titulado “A un ratón al deshacerle el nido con el arado” escrito en 1785 por Robert Burns.

Este poema narra la forma en la cual un granjero destruye por error el nido de un ratón y descubre que la vida del ratón es muy similar a la condición humana.

Aquí les comparto una traducción que encontré del poema.

Tierno animal, inerme y despavorido
¡cuan gran susto en exiguo ser metido!
No es menester que huyas tan aturdido
con carrera alocada.
¡No pienso perseguirte enfurecido
con letal aguijada!

Siento que el poder del hombre, fatal,
haya roto el vínculo natural,
haciendo que me culpes de tu mal,
y mires con recelo
a un compañero ¡como tú mortal
e hijo de un mismo cielo!

Sin duda, alguna vez sueles robar,
¡acaso el sustento no has de buscar!
Y una mísera espiga entre un millar
¡poco pedir sería!
El resto bien me podría bastar:
¡cuentas no pediría!

¡Tu frágil casa, rota en un momento,
sus paredes dispersadas por el viento!
Para otra ya no hay nada, y ya siento
¡cercanos y dañinos!
de diciembre los crueles elementos
¡cortantes, asesinos!

Viendo que el campo quedaba desnudo,
que veloz llegaba el invierno crudo,
pensaste al abrigo del viento rudo,
fijar tu habitación;
mas ¡zas! el cruel arado agudo
trajo esta aflicción.

¡Las hojas y el rastrojo amontonado
laboriosos mordisqueos te han costado!
y pese a tus esfuerzos te has quedado
sin casa ni morada,
¡en el aguanieve del invierno bañado
bajo la escarcha helada!

Uno más eres de los desdichados
que ven todos sus planes anulados:
del hombre y del ratón quedan truncados,
los proyectos mejores,
¡y en vez de los éxitos anhelados,
nos quedan sinsabores!

Mas ¡bien estás comparado conmigo!
Es el presente tu único enemigo:
pero ¡ay! ¡yo miro hacia atrás y veo, amigo,
un sombrío camino!
Y, si miro adelante a oscuras sigo,
porque miedo me da cuanto adivino.

Trauducción: F. Javier Torres Ribelles

Carta a Hedda y algunos cuentos – Nuria Marugán (Libro)

Hace dos años descubrí un blog escrito por un alma un poco temerosa pero indudablemente talentosa. Solamente era necesario leer un par de sus entradas para descubrir que la autora tenía el potencial de escribir algo hermoso. Ver que el miedo y las dudas invadían a esta escritora, me hizo escribirle una carta de aliento en un día de enero.

El tiempo pasó y el día de ayer el Destino puso en mis manos “Carta a Hedda y algunos cuentos”, el primer libro de esta escritora. Admito que tenía un poco de miedo comenzar la lectura. No soy bueno mintiendo y si el libro hubiese sido malo no sé si hubiese podido escribir esta reseña.

Afortunadamente solamente me bastó leer unos fragmentos para dejar mi copa de vino y quedar absorto en la lectura. A pesar de que este libro tiene menos de 100 páginas, es impresionantemente denso. Tan denso que toma tiempo leerlo y probablemente requiera de dos o tres lecturas.

Tal y como su nombre lo sugiere, “Carta a Hedda y algunos cuentos” es una serie de relatos y una carta que la autora escribe a su sobrina. En cada una de sus páginas el lector tiene la oportunidad de descubrir la naturaleza humana; su belleza, su fragilidad y su esencia.

Al igual que con algunos de mis libros favoritos (ver entrada y entrada), me es difícil describir este libro y creo que la única forma de hacerle justicia es poniendo fragmentos del mismo.

¿Cómo vivir?

Para no equivocar el camino, déjate guiar por la belleza;  y, aunque a ratos el sendero se torne pedregoso, no permitas que la aspereza te desvíe por atajos ilusorios.

Sobre el triunfo y el desastre..

Parecemos condenados al éxito o al fracaso; cuando uno y otro son casi siempre imaginarios… …El éxito endiosa: nos sumerge en una placentera entelequia que ignora nuestra fragilidad vergonzosa, aquella que escondemos para simular una existencia distinta a la nuestra. Al menos tú, pequeña, sabrás que sólo siendo tú misma y abrazando tu circunstancia tendrás acceso a la Tierra Prometida.

Sobre el príncipe azul y el amor verdadero…

Una vez despojado de sus espléndidas vestiduras, el príncipe se convierte en un señor que siembra el baño de calzoncillos y se enfrasca en el periódico en cuanto llega a casa. Ese hombre prefecto, capaz de sorprenderte con una exquisita cena a la luz de las velas o de confesarte que, al cabo de los años se siente intimidado por tu presencia, poco tiene que ver con ese príncipe azul de pacotilla que ahora no parece sino exasperarte.

Sobre la levedad

La felicidad se codea con la ligereza; ésa que engalana al hombre libre, el que camina sin ataduras ni apariencias. Únicamente sin alforjas, el alma descansa y, ajena a los ruidos del mundo, se complace en lo que el devenir le regala sin dejar que interfieran ni el pasado ni el futuro; pues no tendría sentido que el tiempo que dejó de existir o el que, tal vez, no llegue a hacerlo se adueñaran del presente.

Podría continuar y poner todo el libro en este espacio ya que cada página de este libro contiene fragmentos no solamente bien escritos sino profundos. No obstante, es mejor que lean este libro y no se arrepentirán de haberlo hecho.

Cincuenta sombras de Grey – Intento de libro

Si bien nunca he leído la saga de Twilight, presiento que este libro (Fifty Shades of Grey) ha de estar a la misma altura y servir al mismo mercado meta.

¿Cómo es posible que la gente pierda el tiempo con este tipo de libros? Leerlo me ha hecho disminuir mi fe en la raza humana y perder varias neuronas en el proceso. Antes de ser tildado de conservador por los amantes de este libro, debo aclarar que mi crítica no va contra el tema de esta obra sino contra la escritora. No me imagino como una persona que escribe con tantos clichés y un vocabulario tan limitado haya podido escribir tantas páginas.

Para aquellos que estén interesados en este libro, debo de advertirles que esta novela no cuenta con una trama ni clímax a pesar de tener una escena de sexo cada 3 páginas. Asimismo, no esperen dialogo elaborado ya que la autora simplemente usó “copy – paste” cada dos párrafos. Debo confesar que este es el primer Best Seller que leo con errores de gramática.

Más que una novela, llamaría este libro una obra de pornografía mala. Sabes que algo anda mal cuando tienes que saltarte las escenas de sexo para intentar encontrar la trama.

La protagonista, una estudiante de literatura,  es estúpida, insegura, llena de hormonas y cuenta con un vocabulario y madurez equivalente al de una adolescente de 13 años. Sorpresivamente dicha protagonista tiene un karma tan asombroso que logra atraer la atención de un billonario filantrópico y musculoso que está dispuesto a hacer hasta lo imposible por ella.

El Wall Street Journal dice que este libro ha vendido 20 millones de copias. No me imagino quién puede leer este libro. Supongo que la composición de los lectores está hecha por personas morbosas que quieren saber lo que la protagonista está dispuesta a hacer por el amor de su vida, por amas de casa frustradas y por eternas románticas que creen que pueden cambiar a un hombre con traumas.

No pierdan el tiempo con este libro. Si les interesa leer una historia llena de sexo y amor, lean Las Travesuras de la niña mala de Vargas Llosa o el Síndrome de Ulises de Santiago Gamboa. Me da tristeza ver que libros como “Cincuenta sombras de Grey” generen tantas ventas.

El Gran Gatsby – Libro

Uno de los pasatiempos que he adquirido en los últimos meses es leer preguntas en Quora (www.quora.com). Para aquellos que no están familiarizados con este sitio, Quora es una página de Internet similar a Yahoo questions pero con preguntas y respuestas un poco más profundas.

En fin, hace una semana estaba leyendo una pregunta sobre literatura en este sitio y me llamó la atención que una de las respuestas citaba el inicio de la novela “El Gran Gatsby” de Scott Fitzgerald que dice…

Cuando era más joven y más vulnerable, mí padre me dio un consejo en el que no he dejado de pensar desde entonces.

“Siempre que sientas deseos de criticar a alguien”, me dijo “recuerda que no a todo el mundo se le han dado tantas facilidades como a ti”.

Tras leer dicho inicio, apagué mi computadora y decidí descargar el Gran Gatsby en mi Kindle. Si bien es cierto que no soy fanático de los libros que son considerados obras clásicas de literatura (no me pregunten por qué), debo admitir que este libro es muy recomendable.

Confieso que todavía no sé la razón por la cual este libro es considerado una obra de arte (perdonen mi ignorancia). No obstante debo admitir que esta novela tiene varios elementos que capturaron mi atención desde un inicio. Por ejemplo, es asombrosa la manera en la cual Fitzgerald se encarga de crear un personaje tan memorable com Gatsby y la forma en la cual la trama es en cierta forma una crítica y una alabanza de la sociedad norteamericana.

Para aquellos que no han leído esta novela, les puedo decir que la trama es básicamente una historia de amor que se desarrolla en la década de los 20 en Estados Unidos. El libro es relativamente corto ya que el autor se encargó de incluir solamente las escenas que valen la pena. Asimismo, es interesante preguntarnos si la vida y sociedad han cambiado en los últimos 90 años desde que se escribió este libro.

Mi veredicto: Vale la pena.

Planilandia: Un romance en muchas dimensiones – Libro

Mi viaje a través de Estados Unidos me ha hecho leer varios libros muy buenos. Uno de estos libros es una novela de Edwin Abbott titulada “Planilandia: Un romance en muchas dimensiones” (En inglés Flatland: A romance of many dimensions) la cual nos narra la historia de un cuadrado cuyo mundo cambia cuando conoce a una esfera.

Este libro es muy interesante por la creatividad que el autor demuestra al narrarnos las posibles interacciones entre seres de distintas dimensiones y por el hecho de que esta novela es una crítica a la sociedad Victoriana. Si esto suena extraño, les parecerá todavía más extraño el descubrir que esta novela, que por cierto fue escrita en 1884, es citada por Carl Sagan para explicar la cuarta dimensión y la definición de un hipercubo.

Sé que la descripción que he hecho de este libro puede sonar intimidante. No obstante les aseguro que el lenguaje de este libro es muy sencillo y que un niño puede entender la trama. De hecho, creo que este libro sería genial para despertar la imaginación y el interes de un niño en la geometría. Si no tienen tiempo de leer este libro (que es relativamente corto), les recomiendo entonces que vean el siguiente video de 7 minutos que cubre la premisa principal pero que elimina la historia de la novela.

Yo, robot – Isaac Asimov (Libro)

A pesar de conocer las tres leyes de la robótica desde hace varios años y de estar fascinado con este tema desde que era un niño, no fue sino hasta hace una semana que leí este libro. Para aquellas personas que no saben nada sobre el mismo, debo aclarar que la trama de esta novela es muy diferente a la que se presenta en la película del mismo nombre protagonizada por Will Smith.

Yo, robot es una novela que explora la forma en la cual las tres leyes de la robótica pueden crear conflictos a medida que los robots van evolucionando. Las reglas de robótica (creadas por Isaac Asimov) son:

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano, o por inacción permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes se entrasen en conflicto con la primera ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida que esta protección no entre en conflicto con la primera o segunda ley.

¿Cómo definimos daño a seres humanos? ¿Cómo definimos inacción? ¿Qué pasa cuando el robot es capaz de descubrir su naturaleza y el lugar que ocupa en este mundo? ¿Cuál es la diferencia entre humanidad y ser humano? A través de las historias que se desenvuelven en cada capítulo, Asimov explora las respuestas a estas y otras preguntas que cubren temas tanto filosóficos como tecnológicos.

Cada historia es un ejercicio intelectual en el cual se le presenta al lector una paradoja que los protagonistas deben descifrar para entender el comportamiento del robot presentado en cada capítulo.  Tras leer este libro es imposible el preguntarnos el lugar que ocupamos en este planeta y los elementos que nos definen como seres humanos.

Las intermitencias de la muerte – Libro

Debido a la cantidad de autobuses, trenes y aviones que tomé en los últimos días, tuve la oportunidad de leer varios libros. Uno de ellos fue el libro de José Saramago titulado “Las intermitencias de la muerte” y del cual escribo en esta entrada.

Lo más importante que debo decir sobre esta novela es que es muy diferente a otras que he leído.

Para empezar, José Saramago parece no ser fan de los párrafos y los puntos en este libro. Las ideas fluyen como si provinieran de su consciencia sin ponerles un filtro o estructura a las mismas. Debo incluso admitir que me tomó un poco de tiempo el habituarme al estilo de este libro.

Asimismo fue muy interesante el hecho de que toma tiempo descubrir quién es el protagonista de esta historia. A lo largo de las páginas de este libro escuchamos hablar a un primer ministro, a la muerte e incluso a un perro. La protagonista (en este caso la muerte) no hace su aparición formal sino hasta que el lector ha leído dos terceras partes de esta novela.

¿De qué se trata este libro?

La premisa es relativamente sencilla. ¿Qué pasaría si la gente no muriera? Para después hacer la transición a ¿qué pasaría si la muerte nos juega otros experimentos con nuestras vidas?

Si estas preguntas les llaman la atención, les recomiendo leer esta novela.

Sense of an ending – Libro

Recomiendo ampliamente esta novela de Julian Barnes. Admito que esta es una de las pocas novelas que no quería que se terminara. Mientras que un libro malo me hace simplemente leer la trama y un libro promedio me hace pensar y anticipar lo que ocurre, en este libro tuve que involucrarme con la historia.

Los pasajes que leí se volvieron traicioneros y al igual que el protagonista tuve que regresar al pasado para entender lo que había ocurrido. Los personajes evolucionan a lo largo de la historia y  el lector va cambiando conforme van avanzando las páginas.

El protagonista de esta historia, es un hombre que en sus palabras…

“What did I know of life, I who had lived so carefully? Who had neither won nor lost, but just let life happen to him? Who had the usual ambitions and settled all too quickly for them not being realized? Who avoided being hurt and called it a capacity for survival? Who paid his bills, stayed on good terms with everyone as far as possible, for whom ecstasy and despair soon became just words once read in novels? One whose self-rebukes never really inflicted pain? Well, there was all this to reflect upon, while I endured a special kind of remorse: a hurt inflicted at long last on one who always thought he knew how to avoid being hurt—and inflicted for precisely that reason.”

Asimismo, a lo largo del libro encontré interesantes reflexiones que se mezclan con la historia. Aquí les comparto algunas…

Is the application of logic, to the human condition in and of itself self-defeating? What becomes of a chain of argument when the links are made of different metals, each with separate frangibility?

Time’s many paradoxes… When we are young and sensitive, we are also at our most hurtful; whereas when the blood begins to slow, when we feel less sharply, when we are more armoured and have learnt how to bear hurt, we tread more carefully.

In life? Our attitudes and opinions change, we develop new habits and eccentricities; but that’s something different, more like decoration. Perhaps character resembles intelligence, except that character peaks a little later: between twenty and thirty, say. And after that, we’re just stuck with what we’ve got. We’re on our own. If so, that would explain a lot of lives, wouldn’t it? And also—if this isn’t too grand a word—our tragedy.

Una vez más, si tienen tiempo, recomiendo esta novela.