Saltar al contenido.

¿Cómo ahorrar?

El día de ayer alguien me preguntó… ¿Qué me recomendarías para empezar a hacer un ahorro considerando que hay que empezar desde cero? Esta pregunta me dejó perplejo ya que es muy compleja. De hecho, me tomó un día el pensar sobre los elementos necesarios para responderla.

A continuación les pongo la respuesta que brindé. Debo aclarar que mi respuesta está simplificando y generalizando muchos conceptos de finanzas. En la vida siempre hay excepciones y este post no es la excepción. No obstante, creo que las ideas generales que se muestran en mi respuesta pueden ayudar a aquellas personas que no tienen conocimientos de finanzas.

¿Cómo ahorrar?

Creo que esta pregunta se divide en dos partes. La primera implica cómo ajustar nuestro estilo de vida para poder ahorrar y la segunda que se refiere a cómo invertir el dinero que ahorramos.

1) Cómo ajustar nuestro estilo de vida para poder ahorrar

No es fácil responder a esta pregunta. Ahorrar es muy similar a bajar de peso. “Solamente” se requiere de fuerza de voluntad. Desgraciadamente, para la mayor parte de nosotros, es muy difícil el disminuir nuestro nivel de consumo actual y por lo tanto nunca logramos ahorrar.

Según lo que he leído, una forma relativamente fácil de ahorrar es empezar de manera conservadora. En lugar de querer ahorrar 20% de nuestro sueldo, quizás deberíamos empezar con 5% o 10%. No obstante, es muy importante que cada vez que recibamos un aumento de sueldo, destinemos la mayor parte de este aumento a nuestra cuenta de ahorros. Es decir, si al final del año recibo un aumento de sueldo de 1000 pesos al mes, lo ideal sería destinar la mayor parte de estos 1000 pesos a nuestra cuenta de ahorros. Dado que nuestro estilo de vida todavía no se ha ajustado a estos mil pesos adicionales, es más fácil el tener la fuerza de voluntad para ahorrarlos. Lo mismo aplica con los aguinaldos, bonos y regalos. Es más fácil el destinar una porción considerable de estas fuentes de ingreso que el disminuir nuestros gastos mensuales. Si empezamos a hacer esto el día de hoy, en unos 10 años vamos a llegar al punto en el que vamos a estar ahorrando un buen porcentaje de nuestro salario sin darnos cuenta.

Por otro lado, otra cosa que también ayuda mucho es el “automatizar” nuestras finanzas. Algunas cuentas de banco o fondos de inversión nos permiten realizar transacciones mensuales de manera automática. Si le decimos a nuestro banco que el día último de cada mes debe transferir X cantidad de pesos a nuestra cuenta de ahorros, es más fácil el mantener la disciplina de ahorrar.

2) Cómo invertir lo que ahorramos

Antes de invertir, debemos asegurarnos de no tener deudas. De nada sirve invertir en Cetes o en acciones y obtener un rendimiento del 10% si nuestra tarjeta de crédito nos está cobrando 20% de intereses. El único caso en el que no conviene pagar las deudas es si la tasa de interés que tenemos que pagar es menor al rendimiento de nuestras inversiones.

Una vez que hemos eliminado nuestras deudas, tenemos que decidir cómo invertir el dinero. Resumiendo todas las clases de finanzas que he tomado, puedo decir que…

  1. Nadie, absolutamente nadie puede predecir el mercado. Los mejores fondos de inversión del 2010 van a ser son los peores fondos en el 2011. De nada sirve que un grupo de 10 premios Nobel administren tu dinero o que una persona con conexiones importantes en Wall Street lo haga. El mercado de valores es totalmente aleatorio y es imposible de predecir. Aunque esto es muy obvio y la evidencia es demasiado sólida, muy pocas personas quieren admitirlo (particularmente aquellos cuyo trabajo es escoger acciones y vender sus servicios).
  2. No obstante, es posible predecir el riesgo. Si definimos riesgo como la volatilidad de los rendimientos de una inversión, es decir, la desviación estándar del rendimiento anual, se puede concluir que los rendimientos de una acción son más volátiles que los rendimientos de un bono de gobierno (e.g. Cetes). Mientras que el rendimiento de un Cete puede estar entre el 0 y el 10% (por dar un ejemplo), una acción puede duplicar tu dinero o disminuirlo en el mismo periodo de tiempo. Dentro de las acciones, las empresas pequeñas por lo general tienen mayor volatilidad que las empresas grandes.
  3. A mayor riesgo se obtienen mayores rendimientos. A la larga, las inversiones que tienen mayor volatilidad son las que generan mayores rendimientos. Defino “a la larga” como periodos de 20 o 30 años. Aunque existe mucho debate sobre cuál es el retorno adicional que se obtiene por invertir en la bolsa en lugar de hacerlo en Cetes, la evidencia sugiere que este valor se encuentra entre el 4% y 7%. En otras palabras, si inviertes tu dinero en Cetes por 30 años y si en promedio los Cetes te generan un rendimiento del 4% anual, es altamente probable que si inviertes por el mismo periodo de tiempo tu dinero en acciones, tu rendimiento promedio sea de alrededor del 10%. Es extremadamente importante mencionar que “Rendimiento promedio” es simplemente eso… Un rendimiento promedio. Es decir, si tu dinero está en acciones, van a haber meses, años o quizás incluso una década en la cual pierdas dinero. No obstante, también van a haber meses, años y quizás décadas en las cuales hagas mucho dinero. Por eso es importante invertir en horizontes de 20 o 30 años. Hacerlo por menores periodos de tiempo es el equivalente a ir a un casino.
  4. No tener riesgo es el mayor riesgo. Diferentes eventos o noticias en el periódico afectan a los precios de las acciones y los bonos del gobierno de manera diferente.  En términos estadísticos, las acciones y los bonos de gobierno están inversamente correlacionados. Entender esto es muy importante ya que nos hace concluir que la inversión más segura no está hecha enteramente por Bonos de gobierno sino por una combinación de bonos y acciones. Si tuvieras todo tu dinero en Cetes y mañana anuncian una noticia que afecte el rendimiento de los Cetes te hubiera convenido el tener acciones. Por tal motivo te diría que incluso si quieres ser extremadamente conservador, deberías tener al menos 10% de tu dinero en Acciones.

Los cuatro principios que he descrito pueden ayudarnos a crear una estrategia de inversión. Por ejemplo, el primer principio dice que debemos escoger inversiones que tengan las menores comisiones. No hay que hacerle caso al banquero que nos quiere vender un servicio que cobra más comisiones porque ofrece mejores retornos. Esto es falso. La mejor inversión en acciones es aquella que imita el comportamiento de mercado al menor costo. Para aquellos que puedan invertir en Estados Unidos, les recomiendo un fondo de inversión de Vanguard (vanguard.com) llamado “Vanguard 500 Index Fund Investor Shares”. A este fondo tú le metes dinero y el fondo se asegura de que cada día recibas un retorno igual al de la bolsa de valores (en este caso el S&P 500). Lo bueno de Vanguard es que ofrece las comisiones más bajas del mercado y no te cobra por realizar transacciones como el liquidar tu cuenta o el “administrar tu dinero”.

Invertir en acciones (y por invertir en acciones me refiero a un fondo como el de Vanguard que simula el comportamiento de TODO el mercado) es fácil si se tiene un conocimiento básico de estadística. Muchas personas que invierten en acciones se asustan cuando ven que sus inversiones están perdiendo dinero y venden para “disminuir sus pérdidas”. Hacer esto es una tontería ya que estas personas están asumiendo que las acciones van a seguir bajando de precio. Si recordamos el primer principio… NADIE, absolutamente NADIE sabe lo que va a pasar mañana. Si liquidas tu inversión cuando las cosas están mal, lo único que estás garantizando es tu pérdida. Es decir, puede que te pierdas el periodo de bonanza.

Por tal motivo, se constante y no le hagas caso a las noticias. Si todos los meses le vas a meter 1000 pesos a tu fondo de inversión, asegúrate de hacerlo todos los meses aunque los periódicos te recomienden no hacerlo. A la larga, todo es cuestión de números. Si mantienes tu dinero por 20 o 30 años vas a tener el rendimiento que te he mencionado.

Al mismo tiempo, en 30 años ya vas a estar cerca del retiro. Por tal motivo, si han pasado 20 años y te das cuenta de que en promedio has obtenido un buen rendimiento, te recomendaría que dejaras de invertir tu dinero 100% en acciones y que lo cambiaras a 90% Cetes y 10% acciones ya que estadísticamente hablando, es altamente probable que los últimos 10 años no tengas tan buenos rendimientos. Aunque a la larga es mejor tener tu dinero en acciones, una vez que se tienen 60 o 70 años, no es tan agradable estar esperando por periodos de crecimiento.

Otro consejo…

Si quieres que tu nieto tenga una buena vida, ahorra 5 pesos al día. Esto se convierte en 150 pesos al mes y 1800 al año. Si inviertes este dinero en la bolsa de valores y te aseguras que tu hijo lo siga haciendo, tu nieto va a tener una buena vida al momento de convertirse en un adulto.

  1. arnold #

    muy buena tu idea gracias.

    octubre 17, 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: