Saltar al contenido.

¿Qué hay en mi maleta?

Llevo dos días empacando mis pertenencias. Hacer esto me ha hecho recordar el discurso que da George Clooney en la película “Up in the Air”. Parafraseando al personaje de Clooney, entre más cosas carguemos en nuestra maleta, menos metas alcanzaremos.

Nuestra recamara, nuestra sala, nuestro comedor. Nuestras amistades, relaciones y fotografías.

Si intentamos poner todas estas cosas en una maleta, es casi imposible el movernos y ser libres. En palabras del personaje de esta película…

How much does your life weigh? Imagine for a second that you’re carrying a backpack. I want you to feel the straps on your shoulders. Now I want you to pack it with all the stuff that you have in your life. You start with the little things, the things on shelves and in drawers. Feel the weight as that adds up. Then you start adding larger stuff – clothes, appliances, lamps, your TV… The backpack should be getting pretty heavy now. And you go bigger. Your couch, bed, kitchen table. Stuff it all in there. Your car, get it in there. Your home, whether it’s a studio apartment or a two bedroom house. I want you to stuff it all into that backpack. Now try to walk. It’s kind of hard, isn’t it?

The slower we move the faster we die. Make no mistake, moving is living. Some animals were meant to carry each other to live symbiotically over a lifetime. Star crossed lovers, monogamous swans. We are not swans. We are sharks.

Aunque no estoy de acuerdo con esta filosofía parece ser que la estoy siguiendo al pie de la letra. He regalado mis libros y pienso donar ropa que ya no uso. Venderé mis muebles y me llevaré a Dartmouth tan solo lo que quepa en mis maletas y en mi automóvil.

Iniciaré esta etapa de mi vida en con tan solo aquellas cosas materiales que sean esenciales o lo suficientemente portátiles.

Contrario al personaje de “Up in the Air” yo si soy algo nostálgico y cargo mis recuerdos conmigo. Mi disco duro con fotografías y una pequeña caja con cartas y tarjetas siempre me acompañarán en mi vida.

Es interesante y quizás un poco deprimente/alentador el ver que mi vida cabe en un sedan de 4 puertas. Ni siquiera puedo argumentar que tengo dinero en el banco ya que con los préstamos que estoy pidiendo mi cuenta va a estar en números rojos por los próximos años de mi vida. Parece ser que mi mente es el único activo que realmente poseo.

Nota: esta entrada fue publicada en surrealistaracional.com, la entrada original se encuentra aquí.

  1. Si te sirve de consuelo, mi vida cabe en mucho menos espacio y tengo muchos más años que tú. Ha sido, sin embargo, una vida plena y espero que siga siéndolo.

    A mí también que me cuesta desprenderme de las cosas, ¡soy una romántica empedernida!

    Parece que corren tiempos nuevos para todos…

    julio 6, 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: