Saltar al contenido.

La importancia de perder

Aunque debería dormir ya que estoy algo cansado y he dormido poco en estos días, creo que vale la pena escribir las ideas que me pasan por la cabeza ya que de otra manera dudo hacerlo en otro día.

Esta semana son las elecciones para la mesa directiva en la escuela. Ver a los candidatos y sus campañas me hizo recordar aquellos días de la universidad en los cuales la política estudiantil ocupaba la mayoría de mi tiempo.

Escuchar los discursos de los candidatos me hizo recordar no las victorias sino la derrota. Aquel día en el que un grupo de amigos y yo perdimos unas elecciones por unos cuantos votos.

Parece ser que es verdad aquella frase que afirma que se aprende más de la derrota que de las victorias.

Iba a escribir que hace seis años no hubiera creído que perder era una buena opción. Ver mi diario me hace darme cuenta de que este no es el caso.

3 de mayo del 2004

He tenido mucho stress, nunca he tenido esta sensación.  A las 5:20 de la tarde estaba mareado, sentí que me desmayaba por la falta de sueño y comida.

…A las 2 de la mañana va a empezar el conteo de votos, ahí vamos a estar Carlos y Yo, o al menos eso espero. Estoy bien nervioso, no sé qué ver, o que hacer para cada uno de los casos posibles. Esperemos que suceda lo mejor. Aunque mientras no veamos las cosas a largo plazo no sabremos qué es lo mejor.

4 de mayo del 2004

308 economistas votaron
148 nos apoyaron
159 los apoyaron a ellos
10% de impugnación a nosotros
12% de impugnación a ellos
Salto neto 133 votos nosotros contra 139 votos de ellos

¿Qué más puedo decir? Que cuando recibí la noticia de que habíamos perdido me quedé helado. Me sentí triste y confundido. Eran las 6 de la mañana, estaba desvelado. Lo único que hicimos fue bajar las escaleras en silencio Tulio, Carlos y Yo.

…Al bajar todo mundo se nos quedó viendo. Recuerdo la cara de asombro de muchas personas. La verdad que estoy muy agradecido de todos mis amigos que estuvieron presentes.

…César Iván, Angie, Katy, Davina, Pau, Lucy, Celina, Edgar, Paulina, Adriana, Humberto, Tulio, Mauricio, Emilio etc. Es asombroso ver como se quedaron despiertos más que por una causa por la amistad…

Perder me hizo admirar al otro candidato y aprender de su victoria.

Perder me hizo aumentar mi introspección y darme cuenta de muchos defectos que tengo como persona. Solamente cuando se pierde pensamos en lo que hicimos mal y aprendemos a ser humildes.

Perdiendo nos damos cuenta de que es necesario esforzarnos más de lo debido y perdiendo aprendemos que el “nunca” y el “siempre” no existen.

En estas elecciones voy a votar por mis amigos. No obstante, sin importar del resultado que obtengan, deseo de todo corazón que le saquen el mayor provecho a esta experiencia.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: