Saltar al contenido.

Aprendiendo de los errores de otros – El caso de Gary Bauer

gary

Dicen que se aprende más de los fracasos que de los éxitos. En los últimos meses me he beneficiado del poder escuchar a los CEOs y ejecutivos que constantemente visitan la escuela. Aunque todos estos ejecutivos tienen historias interesantes, debo de admitir que una de las presentaciones que más me ha llamado la atención ha provenido de una persona que no se encuentra en el clímax sino el fondo de su carrera profesional.

Esta presentación fue la de Gary Bauer, quién está acusado de obtener ilegalmente 37 millones de dólares a través de la compra de acciones con información privilegiada. Gary visitó la escuela hace dos semanas y nos contó sobre su vida antes, durante y después del crimen que cometió y por el cual pasará alrededor de 10 años en la cárcel.

¿Qué aprendí de Gary?

Aprendí que tu familia siempre estará en los momentos buenos y malos de la vida y que es muy fácil racionalizar el comportamiento ilegal. En el caso de Gary, él nos contó que muchas personas en Wall Street compran acciones con información privilegiada y que él nunca pensó encontrarse en peligro ya que “todo mundo lo hace” era su defensa.  Asimismo, la prensa se encarga de representar a los criminales como si fueran villanos excéntricos de una película de Hollywood que es muy fácil decir “esto nunca me pasará a mí ya que yo no soy como ellos”.  Fue interesante el escuchar como en el caso de Gary, la prensa se había encargado de personificarlo en ocasiones con información falsa.

Un mensaje implícito de la plática de Gary es que hay que ser pacientes. Él nos contó que la primera vez que violó la ley lo hizo por el dinero. No obstante, 10 años después, Gary se volvió exitoso por su propia cuenta y a final de cuentas nunca le interesó gastarse su fortuna. De hecho, Gary nunca se compró un automóvil y vivió por muchos años en el mismo sitio. Es incluso irónico el pensar que al momento de ser arrestado, Gary hacía mucho más dinero de manera legal al grado de que no valía la pena en cuestión de tiempo ni dinero el realizar las actividades por las cual será condenado.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: