Saltar al contenido.

La insoportable levedad del ser

Dada la dificultad que tengo para escribir sobre La insoportable levedad del ser (que por cierto es una de mis novelas favoritas), he decidido pegar el fragmento de mi diario que contiene mi reacción tras haber leído este libro. A continuación incluyo dicho fragmento…

Sábado 2  de Marzo del 2008
Vuelo rumbo a Chicago

Fila 6B, no escribo por el hecho de estar en el avión, sino por el hecho de que siento que realmente debo hacerlo. Me encuentro leyendo la insoportable levedad del ser, un libro que aunque ya me lo había recomendado Liliana, no lo compré sino hasta hace poco de una forma impulsiva y vaya que me alegro de haberlo hecho.

“¿Tenía razón o no? Es una incógnita, sólo una cosa es segura, la contradicción entre peso y levedad es la más misteriosa y equívoca de todas las contradicciones”

¿Cuántas verdades tiene este libro? ¿Cuántas veces he tenido que suspender la lectura para ponerme a pensar? No lo sé. No obstante, a pesar de ir en la página 50, creo que este libro ya me ha ayudado a entender varias contradicciones…

“Pero… ¿Qué valor puede tener la vida si el primer ensayo es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación de un cuadro mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro”

¿Qué debo contar? ¿El ver que todas las personas leían o hablaban por celular y nadie se percataba de lo mismo? ¿El ver que incluso dentro del avión la atmosfera sigue siendo indiferencia?

Ayer fue la toma de protesta Exatec. La ceremonia fue en el museo Peabody de Harvard. Entre ruinas y piezas aztecas, con iluminación tenue y un ambiente de elegancia, se organizó un evento que pasó como nada. ¿Cómo es posible que un evento pueda perderse de esta manera? ¿El hecho de no sufrir le ha quitado lo bonito?

“La ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes”

Voy a México, veré a Pau, Adri, Beto, Santiago, Fofo y Sergio. Hoteles, fiestas, trabajo, familia. ¿Qué vida estoy viviendo?

“Aquel que quiere permanentemente llegar más alto tiene que contar con que algún día le invadirá el vértigo. ¿Qué es el vértigo? ¿El miedo a la caída? Pero ¿Por qué también tenemos vértigo en un mirador provisto de una vaya segura? El vértigo es algo diferente del miedo a la caída, el vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos trae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados”

Copa de vino, luz por la ventana, el sonido del aire del avión se pierde y crea un vacío. Nubes reflejando la inmensidad, plenitud. Mujer jugando con su cabello, hombres de negocios hablando… descubrir que no todos ven el mundo de mi manera y pensar en cómo la luz refleja las vibraciones del vino ante mis ojos.

“Lo que diferencia a la persona que ha cursado estudios de un autodidacta no es el nivel de conocimientos sino cierto grado de vitalidad y confianza en si mismo. Teresa había leído más que ellos, había aprendido de la vida más que ellos, pero nunca será consciente de eso”

Deseo de aprender… ESO ES… Entender la vida humana, entender la historia de la persona de al lado, esa es una de los motivantes que implican mi manera de comportarme.

“Dicho de otro modo… la coquetería es una promesa de coito sin garantía… No pretende tomarse la revancha… no es capaz de comprender la levedad y la divertida intrascendencia del amor físico… ¡Quisiera aprender a ser leve! ¡Desea que alguien le enseñe a dejar de ser anacrónica! Precisamente por ser para ella algo tan serio… su coquetería carece de levedad… El equilibrio entre promesa y falta de garantías queda roto…”

“Su cuerpo estaba en la antesala desnudo y rechazado, el alma temblaba asustada, en algún lugar en la profundidad de las entrañas. Si en aquel momento el hombre que estaba en la habitación le hubiera hablado a su alma, se habría echado a llorar, habría caído en sus brazos”

Que fea forma de jugar con una vida

“Así es el momento en que nace el amor… La mujer no puede resistirse a la voz que llama a su alma asustada, el hombre no puede resistirse a la mujer cuya alma es sensible a su voz”

Niña, niño, felicidad. Ojos, alma, capacidad de sentirte vivo, confianza… diccionarios distintos, fortaleza y valor. Momentos clave… ¿error o acierto? Transparencia. Una casa, un semestre, una vida.

Entender lo anterior trae relajación… Un fragmento transparente más con palabras insuficientes para contar 1,000 emociones.

¿Por qué habré leído el diccionario hasta ahora?

4 comentarios Escribe un comentario
  1. ana #

    Es un lujo pasarse por tu pensamiento… por lo que divaga, y por las lecturas que lo movieron.

    La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera, a mí también me gustó mucho. Volveré a releerlo. Gracias por el recuerdo.

    enero 20, 2010
  2. Adriana Salazar #

    Markillo, también uno de mis libros favoritos, gracias por la recomendación…!

    enero 21, 2010
  3. Lo leí de muy jovencita. Tal vez éste sea el momento de releerlo. Gracias

    enero 22, 2010

Referencias & Pingbacks

  1. Carta a Hedda y algunos cuentos – Nuria Marugán (Libro) | Surrealista o racional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: