Saltar al contenido.

Estado de derecho en Bangladesh

El papá de mi roomate en nuestro departamento

La semana pasada ocurrió un evento muy importante en Bangladesh. Un evento que a pesar de aparecer en la BBC, CNN, y Forbes por nombrar algunas fuentes, estoy seguro que pasó desapercibido para la mayoría de las personas en México. Yo solamente me enteré de esta noticia por qué mi compañero de departamento es de Bangladesh, y su papá estuvo directamente involucrado en este hecho.

¿Qué ocurrió la semana pasada?

Por primera vez en la historia de Bangladesh, se ha instituido el estado de derecho. Hace más de 10 años, varios individuos asesinaron al primer ministro de este país (a quien se le conoce cómo el padre de la Patria) y por más de 10 años los culpables no habían sido juzgados debido a las conexiones políticas que ellos tenían.

De manera similar a México, nadie se atrevía a juzgar a estos individuos por el temor a represalias. Los culpables tienen conexiones con grupos fundamentalistas que son responsables de ataques a las embajadas en Estados Unidos y según las noticias que leí sobre el tema, al parecer no es común que se aplique la ley a las personas poderosas.

No obstante, el papá de mi compañero de departamento fue el juez que por fin se atrevió a tomar el caso y declarar la pena de muerte a estos individuos.

El papá de mi roomate no está a favor de la pena de muerte. De hecho, él es un individuo que está totalmente en contra de la misma. Las oportunidades que he tenido la oportunidad de convivir con él, he podido observar que sin duda alguna es un individuo totalmente pacífico y alegre. No obstante, la ley no es algo que se manipula o aplica según nuestras convicciones. La ley es y debe ser ciega y aplicarse por igual a todos los individuos.

Es extraño que un concepto tan básico y obvio sea en ocasiones difícil de asimilar. Recuerdo que cuando Sotomayor fue nombrada Jueza de la corte suprema en los Estados Unidos, ella fue cuestionada debido al temor de que su etnicidad (ella es hispana) fuera a afectar su juicio. Ella respondió tajantemente que su etnicidad no tiene nada que ver con lo que diga la ley. Me sorprende la verdad que algo tan obvio haya tenido que ser aclarado.

En fin, si quieren saber sobre este tema, pueden hacer click aquí y aquí.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: