Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Perfiles’

Concierto de András Schiff

El fin de semana fui a un concierto de András Schiff, un pianista Húngaro que vino a San Francisco. Un concierto al que no habría asistido de no ser porque mi novia compró un par de boletos y me arrastró al mismo.

Sobra decir que András Schiff es un pianista asombroso. Quisiera describir su concierto con la misma elocuencia que lo hace el folleto que nos dieron en la entrada, pero lo único que puedo decir es que fue impresionante el verlo tocar con tanta pasión y el ver la forma en la cual sus dedos se mezclaban con las teclas del piano.

Durante una parte del concierto me vino a la mente una anécdota que leí hace ya muchos años. En la misma una mujer se acerca a un músico famoso (no recuerdo su nombre) y le dice…

“Daría mi vida por tocar como usted”

Y el músico responde…

“Eso es precisamente lo que yo he hecho”

Leer la biografía de András Schiff nos muestra la misma historia. Pianista desde los cinco años, este músico es un maestro gracias a su esfuerzo. Aunque mi novia sospecha que András posee Sinestesia (una enfermedad que permite a una persona ver sonidos) dada la forma en la cual el pianista describe su concierto, no se puede negar que es imposible tocar el piano de esta manera sin miles de horas de esfuerzo.

Escribir lo anterior me hace recordar una frase de una película que habla precisamente sobre la diferencia entre tener un don y ganarlo a base de esfuerzo…

Your powers are a gift from God or chance or a stray shot of sperm. A gift. Not earned. And you do not know what I know, because you have not earned those powers. You flaunt them and then you throw them around like a brat with his trust fund. You haven’t had to climb up all the grease balls. You haven’t been bored blind at fund raiser. You haven’t done the time and that first marriage to the girl with the right father. You think you can leap over all on a single bound. You haven’t had to bribe or charm or threaten your way to the seat at that table. You don’t know how to assess your competition because you haven’t competed.

Vijay Govindarajan – “La casa de los 300 dólares” e “Innovación en Reversa”

Hace unas semanas tuve el placer de cenar con Vijay Govindarajan (VJ), uno de mis profesores en Tuck. Vijay es maestro de estrategia, columnista en FastCompany, autor de libros y el 3er pensador más influyente en temas de negocios según Thinkers.

Durante la cena, dos de los temas de los que cubrimos fueron la casa de los 300 dólares y el último libro de VJ, “Reverse Innovation”.  Temas sobre los cuales escribiré en esta entrada.

“La casa de los 300 dólares”

Para aquellos que no están familiarizados con la casa de los 300 dólares, esta idea surgió de un artículo que VJ escribió en HBR en el cual retaba a las empresas a crear una casa por menos de 300 dólares. Esta casa brindaría un beneficio inmenso a los millones de seres humanos que carecen de un hogar y sería un ejemplo de cómo los negocios pueden brindar un valor a la sociedad y hacer dinero al mismo tiempo.

Tras publicar este artículo, la idea se volvió popular y gracias a las redes sociales, la idea se convirtió en un desafío en el cual se involucraron escuelas, arquitectos y empresas de alrededor del mundo. Varios de mis compañeros se involucraron en el tema y ganaron un concurso en el cual presentarán la iniciativa a la Clinton Foundation. Asimismo, tengo entendido que ya hay una empresa que va a producir esta casa. Si desean más información pueden leer este artículo.

Reverse Innovation

Este es el último libro de VJ y actualmente se encuentra en la lista de los “best sellers” del NYT, WSJ y USA Today. Leí este libro hace una semana y la premisa principal del mismo es que el futuro de la innovación se encuentra no en países ricos sino en países pobres.

En lugar de vivir en un mundo dónde el mundo rico exporta sus invenciones al mundo pobre, vamos a movernos a un mundo en el cual los países pobres van a innovar y vender estas innovaciones a los países ricos. La primera mitad del libro contiene el marco conceptual de esta idea y la segunda parte contiene ejemplos de como multinacionales están viviendo este cambio en sus unidades de negocios.

Si no tienen tiempo de leer este libro, pueden ver la siguiente plática TED en la cual VJ habla sobre este tema.

Simon: El genio en mi sótano – Libro

El día de ayer fui a la librería a comprar una guía de viajes para Turquía (ya que este domingo iré a este país por un par de semanas) y terminé comprando un libro llamado “Simon: The genius in my basement”.

Este libro, escrito por Alexander Masters, es una biografía muy interesante y totalmente distinta a otras biografías que he leído. Confieso que al momento de comprar este libro no sabía si era una novela, una obra de ficción o un libro de matemáticas para audiencias no técnicas. A pesar de esta interrogante, tras leer las primeras páginas de este libro, me convencí que valía la pena comprarlo.

¿Qué opino de este libro?

Esta biografía es muy similar a “Logicomix”, una novela gráfica que narra la vida de Bertrand Russell y de la cual escribí en este post. Al igual que en Logicomix, el autor nos narra la forma en la cual el protagonista dedica su vida a resolver un problema.

Mientras que Bertrand Russell usa su vida para demostrar que 1 + 1 = 2, en el caso de Simon Norton, él está interesado en entender un enigma matemático denominado “El monstruo”.

Por más que quiero explicar lo que es el monstruo, no encuentro la forma de hacerlo. Si al autor (quién además de ser escritor cuenta con una maestría en matemáticas) le toma varios capítulos con dibujos y diagramas el explicar este enigma, obviamente yo no puedo hacerlo en un párrafo.

Lo que si puedo decir es que si los números primos son los bloques con los cuales se construyen todos los números del universo, los subgrupos son los átomos de simetría, los bloques que explican todas las simetrías del universo y al parecer el bloque de simetría más grande del universo es el monstruo. Un bloque de 196 mil dimensiones y que si tuviera la estructura de una tabla de Sudoku, contaría con 8080174277945128758864599049617005754368000000000 columnas. Un bloque que Simon describe como “la voz de Dios”.

Al igual que otras biografías de genios y personas talentosas (como la de Van Gogh en El Anhelo de vivir), confieso que esta biografía contiene una buena dosis de nostalgia por no decir tristeza a pesar de que el autor menciona que la vida de Simon no es triste ya que no le falta el dinero y cuenta con un objetivo que vale la pena.

Si les gustan libros como Logicomix (Apostolos Doxiadis), The Drunkard’s Walk (Leonard Mlodinow) o cualquier libro de Carl Sagan, les recomiendo esta biografía. Asimismo si no tienen tiempo de leer este libro pero quieren saber más sobre la historia de Simon, pueden leer este artículo

Asimismo aquí les comparto un fragmento del inicio de este libro.

Simon was one year old, playing in the dining room. He picked up a pink block from the pile beside his knee. Carefully, he positioned a blue brick alongside. He reached across for more pink bricks and slid them against the blue.

His mother, halfway through folding napkins into bishops’ mitres, stopped in astonishment.

One blue, one pink.

One blue, two pinks.

One blue, three pinks.

From the disarray of nature, her baby son was enforcing regularity.

It took our species from the birth of prehistory to the dawn of Babylonian civilisation to learn mathematics. Simon was bumping about its foothills in just over 12 months.

Aprendiendo de los errores de otros – El caso de Gary Bauer

Dicen que se aprende más de los fracasos que de los éxitos. En los últimos meses me he beneficiado del poder escuchar a los CEOs y ejecutivos que constantemente visitan la escuela. Aunque todos estos ejecutivos tienen historias interesantes, debo de admitir que una de las presentaciones que más me ha llamado la atención ha provenido de una persona que no se encuentra en el clímax sino el fondo de su carrera profesional.

Esta presentación fue la de Gary Bauer, quién está acusado de obtener ilegalmente 37 millones de dólares a través de la compra de acciones con información privilegiada. Gary visitó la escuela hace dos semanas y nos contó sobre su vida antes, durante y después del crimen que cometió y por el cual pasará alrededor de 10 años en la cárcel.

¿Qué aprendí de Gary?

Aprendí que tu familia siempre estará en los momentos buenos y malos de la vida y que es muy fácil racionalizar el comportamiento ilegal. En el caso de Gary, él nos contó que muchas personas en Wall Street compran acciones con información privilegiada y que él nunca pensó encontrarse en peligro ya que “todo mundo lo hace” era su defensa.  Asimismo, la prensa se encarga de representar a los criminales como si fueran villanos excéntricos de una película de Hollywood que es muy fácil decir “esto nunca me pasará a mí ya que yo no soy como ellos”.  Fue interesante el escuchar como en el caso de Gary, la prensa se había encargado de personificarlo en ocasiones con información falsa.

Un mensaje implícito de la plática de Gary es que hay que ser pacientes. Él nos contó que la primera vez que violó la ley lo hizo por el dinero. No obstante, 10 años después, Gary se volvió exitoso por su propia cuenta y a final de cuentas nunca le interesó gastarse su fortuna. De hecho, Gary nunca se compró un automóvil y vivió por muchos años en el mismo sitio. Es incluso irónico el pensar que al momento de ser arrestado, Gary hacía mucho más dinero de manera legal al grado de que no valía la pena en cuestión de tiempo ni dinero el realizar las actividades por las cual será condenado.

Entrevista con Lou Aversano – (Video)

Apenas el día de hoy me enteré que Tuck publicó una entrevista que le hice a Lou Aversano (“Chief Operating Officer” de Ogilvy) en YouTube.

Aunque dicha entrevista ocurrió hace algunos meses, creo que su contenido es muy relevante.

Esta entrevista contiene información sobre los siguientes puntos:

  • ¿Cómo se mide el valor que le generan las redes sociales a una empresa?
  • ¿Cómo escuchar efectivamente al consumidor a través de redes sociales?
  • ¿Cómo usar redes sociales para mejorar las operaciones de una empresa?
  • ¿Cuáles son las últimas tendencias en el mercado?

Si les interesa la entrevista, pueden verla aquí

“Trabajo” vs. “Hacer el trabajo”

Acabo de leer un párrafo en el blog de Seth Godin que dice…

“You don’t work on an assembly line any more. You work in project world, and more projects mean more chances to screw up, to learn, to make a reputation and to have more impact. When it’s you against the boss, the goal is to do less work. When it’s you against the project, the goal is to do more work.”

Esto me hizo recorder la plática de Seth a la cual asistí hace una semana. Seth es un autor del cual he escrito en varias ocasiones en este espacio (ver post, post y post). Durante su plática, Seth habló sobre la diferencia entre “job” y “work”.

“Job” es lo que nos dicen que tenemos que hacer. Lo que nuestro jefe nos dice que hagamos o lo que la descripción de nuestro puesto indica. Por otro lado, “doing the work” se refiere a tomar la responsabilidad de hacer que las cosas mejoren. A tomar riesgos y haces cosas que nadie espera y que a la vez generan resultados.

Hacer nuestro trabajo (job) puede ser difícil. No obstante, si nos enfocamos solamente en esta actividad, eventualmente seremos desplazados por alguien que haga el trabajo (work).

Discurso para la clase de Dartmouth del 2011: Conan O’Brien

Este fin de semana Conan O’Brien fue el orador en la graduación de Dartmouth. Debo decir que el discurso es muy bueno y se asemeja en cierta manera a otros discursos de graduación como lo son el del Steve Jobs en Stanford o el de Will Ferrell en Harvard.

Aunque el discurso de Conan estuvo lleno de chistes y alusiones a Dartmouth (como era de esperarse dada la profesión del orador), el contenido del discurso tiene un mensaje muy interesante.

“It is our failure to become our perceived ideal that ultimately defines us and makes us unique.”

Nuestros fracasos son lo que nos define y nos hace únicos. El fracaso es el catalizador que genera reinvención. No hay nada más liberador en esta vida que el ver que nuestro peor temor se vuelve realidad. A través de las decepciones se obtiene claridad y con claridad se obtiene convicción.

Además de este mensaje a continuación les comparto algunos de los chistes del discurso:

  • I must point out that behind me sits a highly admired President of the United States and decorated war hero while I, a cable television talk show host, has been chosen to stand here and impart wisdom. I pray I never witness a more damning example of what is wrong with America today.
  • It’s tough out there, so be patient. The only people hiring right now are Panera Bread and Mexican drug cartels.
  • You know, New Hampshire is such a special place. When I arrived I took a deep breath of this crisp New England air and thought, “Wow, I’m in the state that’s next to the state where Ben and Jerry’s ice cream is made.”
  • Dartmouth, you must stand tall. Raise your heads high and feel proud. Because if Harvard, Yale, and Princeton are your self-involved, vain, name-dropping older brothers, you are the cool, sexually confident, lacrosse playing younger sibling who knows how to throw a party and looks good in a down vest. Brown, of course, is your lesbian sister who never leaves her room. And Penn, Columbia, and Cornell—well, frankly, who gives a shit.
  • Under “The Conan Doctrine”:  All bachelor degrees will be upgraded to master’s degrees. All master’s degrees will be upgraded to PhDs. And all MBA students will be immediately transferred to a white collar prison.
  • Life is not fair. if it does rain, the powerful rich people on stage get the tent. Deal with it.

El texto complete del discurso se encuentra en el siguiente enlace.

Entrevista con John Bell – (Video)

Aquí les pongo un video con algunos fragmentos de la entrevista que tuve con John Bell hace unas semanas. John Bell es el “Managing Director”  de Ogilvy y es uno de los expertos más reconocidos en el tema de redes sociales.

En esta entrevista John cubre los siguientes puntos:

  • Situación actual: Las empresas ya no están experimentando con Social Media sino que se encuentran en una etapa operacional. El objetivo es ser eficientes y generar retornos.
  • Medición: Todavía no hay una fórmula para medir el éxito de Social Media. Aunque existen una infinidad de indicadores y es generalmente aceptado que el nivel de interacción que tiene un consumidor con la marca genera valor, es difícil cuantificar el valor de Social Media en un ambiente multicanal.
  • Talento: El surgimiento de Social Media ha traído un cambio en las habilidades que son requeridas por las personas que trabajan en marketing. Habilidades demasiado tácticas como “Search Engine Optimization” son ahora requeridas por los profesionistas que desean trabajar en la industria.
  • Futuro: “Location based marketing” y “Social CRM” son dos cosas que veremos crecer en el futuro. Aunque la premisa y el objetivo de ambos fenómenos no es nueva (i.e. convencer a los consumidores de comprar un productor y compartir su experiencia con otros consumidores), la tecnología se encuentra en el momento óptimo de hacer crecer estos dos fenómenos.

Nota: ya se habrán dado cuenta de que a pesar de haber estudiado inglés por no sé cuántos años, siempre conservaré mi acento mexicano.

John Bell y Javier Lozano

El día de hoy tuve la oportunidad de entrevistar a John Bell y Lou Aversano. John es uno de los especialistas más reconocidos en materia de redes sociales (de hecho él es el responsable a nivel mundial de las estrategias de “Social Media” para Ogilvy) y Lou es responsable de la publicidad de IBM. Ambos ejecutivos son directores de la empresa Ogilvy, una agencia de mercadotecnia que tiene presencia alrededor del mundo y que trabaja para empresas Fortune 500.

Las entrevistas se centraron en “Social Media” y en la manera en la cual las multinacionales están utilizando las redes sociales para hacer mercadotecnia. Aunque en unos días espero escribir los puntos principales de estas entrevistas (y publicar videos de las mismas), por mientras compartiré una anécdota que me pareció interesante.

John me comentó que hace unas semanas fue a México y que se reunió con Javier Lozano (Secretario del Trabajo) quién en palabras de John es muy activo en Twitter. Lo interesante de la reunión es que al terminar la misma, Lozano publicó una foto en Twitter y John empezó a recibir Tweets de odio de todas las personas que no son simpatizantes de Lozano.

No cabe duda de que las redes sociales tienen más aplicaciones de las que nos imaginamos.

Paul Allen y Bill Gates

Les comparto un artículo que leí hace casi un mes y que había olvidado compartirlo. Este artículo muestra la historia de Microsoft y la relación de Paul Allen con Bill Gates. Algunos fragmentos que me parecieron interesantes incluyen:

La importancia de trabajar duro…

We worked till all hours, with double shifts on weekends. Bill basically stopped going to class. Monte Davidoff, a Harvard freshman studying advanced math who had joined us, overslept his one-o’clock French section. I neglected my job at Honeywell, dragging into the office at noon. I’d stay until 5:30, and then it was back to Aiken until three or so in the morning. I’d save my files, crash for five or six hours, and start over. I’d occasionally catch Bill grabbing naps at his terminal during our late-nighters. He’d be in the middle of a line of code when he’d gradually tilt forward until his nose touched the keyboard. After dozing for an hour or two, he’d open his eyes, squint at the screen, blink twice, and resume precisely where he’d left off—a prodigious feat of concentration.

La importancia del orgullo

“You know, Bill, when you get to Harvard, there are going to be some people a lot better in math than you are.” “No way,” he said. “There’s no way!” And I said, “Wait and see.” I was O.K. with being a generalist. For Bill it was different. When I saw him again over Christmas break, he seemed subdued. I asked him about his first semester, and he said glumly, “I have a math professor who got his Ph.D. at 16.” The course was purely theoretical, and the homework load ranged up to 30 hours a week. Bill put everything into it and got a B.

A veces es útil ser el abogado del Diablo.

Each time I brought an idea to Bill, he would pop my balloon. “That would take a bunch of people and a lot of money,” he’d say. Or “That sounds really complicated. We’re not hardware gurus, Paul,” he’d remind me. “What we know is software.” And he was right.  A few of us cringed at the way he’d demean people and force them to defend their positions. If what he heard displeased him, he’d shake his head and say sarcastically, “Oh, I suppose that means we’ll lose the contract, and then what?” When someone ran late on a job, he had a stock response: “I could code that in a weekend!”  The irony was that Bill liked it when someone pushed back and drilled down with him to get to the best solution. He wouldn’t pull rank to end an argument. He wanted you to overcome his skepticism, and he respected those who did.

Los detalles son importantes..

As I got ready to go to Albuquerque, Bill began to worry. What if I’d screwed up one of the numbers used to represent the 8080 instructions in the macro assembler? Our BASIC had tested out fine on my simulator on the PDP-10, but we had no sure evidence that the simulator itself was flawless. A single character out of place might halt the program cold when it ran on the real chip. The night before my departure, after I knocked off for a few hours of sleep, Bill stayed up with the 8080 manual and triple-checked my macros. He was bleary-eyed the next morning when I stopped by en route to Logan Airport to pick up the fresh paper tape he’d punched out. The byte codes were correct.

El artículo completo se encuentra aquí.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores